29 jun. 2008

Subirse (o no) al carro

Campeones o no esta noche hay unas cuantas personas que se subirán al carro del éxito de la selección. No habrán dado un pase en la vida como Xavi, ni habrán hecho un slalom como Iniesta, o una carrera como Torres, ni tendrán la puntería de Villa o se estirarán por el balón como Casillas. Sus méritos se reducen a saber narrar bien, saber escribir bien o saber retransmitir bien. Tienen nombres y apellidos pero es más entretenido que cada uno los busque. Creo en la inteligencia de las personas y seguro que los detectarán con rapidez.

Yo aviso, a ese carro no me subo. No se me caen los anillos por decir que no creía en este equipo y en estar hasta el día 29 soñando con el trofeo. Era un ateo confeso y la fiebre previa no me había alterado mi estado de ánimo. El famoso 'podemos' (tan poco original al escuchar a Míchel contínuamente 'Se puede' en el España-Italia del Mundial 94) y las retransmisiones al estilo 'Manolo el del Bombo' no me habían aumentado mi creencia. Sólo el juego del equipo hacía de contrapeso en mi escepticismo.

Pero no lo voy a ocultar no creía ni en el equipo ni en el seleccionador. Ya no sólo por algunos resultados irregulares en la fase de clasificación sino por el enroque de Luis en algunos puntos/jugadores; la incoherencia de 'llevar a los que están más en forma' o la imagen de cara al exterior. Los resultados me hacen retroceder y mi felicitación más sentida para un equipo con un talento que ven hasta los más cegatos como yo pero cuyo principal mérito no es haber jugado contra once cada partido sino contra fantasmas de muchos años incrustados en los ojos de 40 millones de españoles. Quizás sí que tenemos una generación al fin ganadora en muchos deportes, quizás sí que somos competitivos como el que más, quizás...no sé, sólo espero que la alegría que se pueda sentir esta noche si se gana sea un pequeño oasis aunque ninguno de los de la roja sufra por el euribor, la hipoteca o el precio de la gasolina.

6 comentarios:

  1. Lo fácil es apuntarse cuando todo va bien. Solo hay que tener un poquito de fe.
    Suerte

    ResponderEliminar
  2. efectivamente hay que tener fe en nuestra seleccion igual que el cule la tiene en el barça o el merengue en el maDRID, PARA MI EL GRAN TRIUNFADOR HA SIDO ARAGONES, ha tapado la boca a media españa y con mucha elegancia a todos los del raul seleccion.viva españa.

    ResponderEliminar
  3. Pues no podría estar mas de acuerdo con este comentario. Yo tampoco creía en esta selección, todos los jugadores me parecen excepcionales, pero tantas decepciones en años anteriores me prevenían de que el fútbol con el combinado nacional no sería como el que exhiben en sus respectivos clubes.

    He criticado a Aragones hasta en los partidos de esta eurocopa (no entendí los cambios contra Italia ni contra Rusia, ni la manía de sacar a Torres), pero al final afortunadamente, el equipo jugó de cine, Casillas paró y el balón entró. Y yo ahora estoy celebrando un título y disfrutando como no lo hacía desde el mundial de Balonmano de 2005.

    ResponderEliminar
  4. Claro, claro, que fácil es hablar a toro pasado.

    ResponderEliminar
  5. yo sí me subo al carro del buen juego y de criticar a la prensa por desestabilizar. todos los que se suben al carro ahora, en su día casi nos matan al sabio de un infarto. creo que era fácil dudar de la selección por los predecentes. pero una cosa es dudar o ser escéptico y otra bien diferente es hacer campaña de derribo.

    ResponderEliminar
  6. Estoy totalmente de acuerdo contigo. En este pais desde hace bastante tiempo hay bastante imitador malo de José Maria Garcia. Hay que ser destructivos con todos menos con los que nos caigan bien. Hubo una campaña despiadada contra Clemente, cuando hasta ahora es el que había conseguido ganar más partidos con España y llevarlo más lejos en un mundial. Además ganó 2 ligas y una copa del rey con el Athletic. Aún estoy esperando que Mourinho, Angeloti, Schuster, Capello, Scolari se atrevan a intentarlo.
    Luis Aragones tuvo que aguantar carros y carretas de estos mediocres que no tienen respeto por nada ni por nadie.
    Una vez se consiguió el europeo lo más digno hubiera sido por parte de todos ellos un "no volveré a criticar nunca a un entrenador ya que todos los entrenadores intentan hacer su trabajo lo mejor posible y se merecen un respeto les salga bien ó mal" Si hubiera leido eso de alguien sería mi idolo en los medios porque me hubiera demostrado que es una persona honesta y respetuosa.

    ResponderEliminar