29 jun. 2008

Subirse (o no) al carro

Campeones o no esta noche hay unas cuantas personas que se subirán al carro del éxito de la selección. No habrán dado un pase en la vida como Xavi, ni habrán hecho un slalom como Iniesta, o una carrera como Torres, ni tendrán la puntería de Villa o se estirarán por el balón como Casillas. Sus méritos se reducen a saber narrar bien, saber escribir bien o saber retransmitir bien. Tienen nombres y apellidos pero es más entretenido que cada uno los busque. Creo en la inteligencia de las personas y seguro que los detectarán con rapidez.

Yo aviso, a ese carro no me subo. No se me caen los anillos por decir que no creía en este equipo y en estar hasta el día 29 soñando con el trofeo. Era un ateo confeso y la fiebre previa no me había alterado mi estado de ánimo. El famoso 'podemos' (tan poco original al escuchar a Míchel contínuamente 'Se puede' en el España-Italia del Mundial 94) y las retransmisiones al estilo 'Manolo el del Bombo' no me habían aumentado mi creencia. Sólo el juego del equipo hacía de contrapeso en mi escepticismo.

Pero no lo voy a ocultar no creía ni en el equipo ni en el seleccionador. Ya no sólo por algunos resultados irregulares en la fase de clasificación sino por el enroque de Luis en algunos puntos/jugadores; la incoherencia de 'llevar a los que están más en forma' o la imagen de cara al exterior. Los resultados me hacen retroceder y mi felicitación más sentida para un equipo con un talento que ven hasta los más cegatos como yo pero cuyo principal mérito no es haber jugado contra once cada partido sino contra fantasmas de muchos años incrustados en los ojos de 40 millones de españoles. Quizás sí que tenemos una generación al fin ganadora en muchos deportes, quizás sí que somos competitivos como el que más, quizás...no sé, sólo espero que la alegría que se pueda sentir esta noche si se gana sea un pequeño oasis aunque ninguno de los de la roja sufra por el euribor, la hipoteca o el precio de la gasolina.

21 jun. 2008

La palabra y la pelota

La campaña de marketing azulgrana echa humo. Ilusión en vena por la tele, web o donde haga falta. El 'Album de Pep de TV3' de hace unos días  es un ejemplo pero no el único. A falta de un mediático en el fútbol se recupera a Navarro para el basket. La moción está en el horizonte y es el momento de echar toda la carne en el asador. No sé si saldrá o no la moción y preguntarle a Carlos Jesús como que no.

Lo que sí estaría traquilo, si fuese culé, es de tener a Guardiola como mi entrenador. No porque garantice resultados sino porque su implicación estará fuera de toda duda y su discurso de presentación fue impecable.Palabras coherentes que ahora parecen de otro planeta después de dos años de habitar en el país de los despropósitos. Ambición, juventud, coherencia y visión de lo que está cociéndose entre la afición. Chapeau...

...el problema es que la implicación no lo es todo. El decir tres frases con sentido en el fútbol especialmente no te sirve para triunfar. Al balón no lo conquistas por la palabra y por muy bien que articules tu discurso si no hay acierto de cara a puerta al único que conquistarás en el futuro es al funcionario de la taquilla del INEM. De encantadores de serpientes hay en casi todas las profesiones y de filósofos del tres al cuarto también. Y de futbolistas que tienen la suerte de ser futbolistas y no de oradores también.  Quizás la ventaja para Pep es que sepa hacer grupo, piña, convencerles de lo bueno que son. Eso se verá. Su labor en Tercera está, para mí, casi al nivel de la de Natxo González aunque aquí sí que tengo que decir que no sería justo decir que el técnico del Sant Andreu me convenció hace mucho tiempo no sólo con sus palabras sino con sus actos. Chapeau al cuadrado para Natxo.

16 jun. 2008

Publicidad, autobombo y telediarios

Definitivamente soy un carca. Total. Cada día que pasa pienso que lo mejor ya está hecho. Que lo que se hacía hace unos años es mucho mejor que lo de ahora. Me pasa en muchos campos de la vida y me he dado cuenta que con la tele no hay color y en los telediarios más de lo mismo. Al menos en la parte deportva de ellos (que es la que miro con más atención). Hace unos años yo no recuerdo (o no era consciente quizás) de estar viendo un informativo de deportes y que te metieran con calzador minutos y minutos de autobombo y publicidad. Come niño come y mira lo buenos que somos dando promoción e importancia en cualquier evento que se tiene en exclusividad.

Ahora cualquier espacio es bueno para hacernos comer las lentejas deportivas. Somos la leche (como cadena). Cada uno con lo suyo, sean motos, F1, la Eurocopa, el tenis o el basket. ¿Eso es información? ¿Se usa el criterio periodístico? Si la respuesta a las dos preguntas es sí me parece que entonces yo curro en algo diferente. Porque lo de Cuatro con la Eurocopa no tiene nombre: portada del As, reportaje de la Ser, conexiones en Colón, repeticiones de la retransmisión del propio Cuatro del partido. Pero no te pierdas Telecinco + Fórmula Uno o La1 + amistosos de la selección o el Roland Garros o las motos. ¿Y lo de La Sexta? Lo último ha sido la entrevista a Aíto y pregunta dl periodista: ¿Qué papel ha tenido La Sexta en el basket de la selección? ¿Perdón? ¿Ahora Montes, Itu y compañía entrenan y juegan? ¿Depende el rendiemiento del tipo de retransmisión?

Al igual que en los programas colocan el cartelito de publicidad en una de las esquinas para dejar claro que se está anunciando algo, los telediarios  deberían hacer lo propio porque es bastante triste que te enteres de noticias importantes en la conversación última del tipo de deportes con el conductor principal del telediario mientras el tiempo de deportes en realidad ha servido para ver el despliegue de la cadena en tal o pascual evento.

PD: Manolos, ¿la final de la NBA  no se iba a ver en Cuatro?

11 jun. 2008

No voy con Nadal porque es del Madrí…

En una semana donde el deporte más importante es el 'gasolining' quizás la Eurocopa o la resaca de Pedrosa, Rafa o Alonso del fin de semana pasen a un segundo plano. De la Euro ya habrá tiempo para ver si el globo que hemos vuelto a hinchar se pincha en cuartos, semis o llega esta vez al cielo. De Alonso se pueden hacer muchas lecturas pero del GP de Cánada me quedo con el piño de Hamilton, no porque me alegre sino porque su actitud posteriori ha demostrado falta de madurez y humildad (como casi todos los de la parrilla) por lo que será un gran piloto en el futuro.

Lo de Pedrosa y Nadal, la verdad, es que es una confirmación de dos cracotes que están lidiando en sus disciplinas con dos fueras de serie como Rossi y Federer. Puede oler que los dos son 'números 2' pero joder cuando están en su terreno, en su disciplina, yo vibro con ellos sean del Madrid, del Sabadell Nord o del At.Carboncillo. El reduccionismo que escuché la semana pasada y los deseos de algunos de que perdiera Nadal porque es del Madrid me parecen patéticos. Si Nadal hubera nacido en Melbourne o Los Angeles lo veríamos como un monstruo pero al ser de aquí eso ya es otra historia. El día que dejemos los complejos en el armario quizás nos vaya aún mejor.

Mención aparte: Después de la patética salida de Pepu y la llegada de Aíto a la FEB la única buena noticia es la confirmación de Ricky para Pekín. ¿Lo criticaremos porque no lleva los colores de nuestro equipo? ¿Qué defectos le podemos sacar a un chaval de 17 años? ¿Quizás que aún no tenga barba?

PD. Si Aíto deja la selección tras los Juegos para irse a Unicaja será el chiste del año

6 jun. 2008

Aquí mando yo

Pepu tenía razón. A José Luis Sáez le importan un pimiento los entrenadores. Lo ha demostrado con su decisión presidencialista y propia de una persona con ganas de ir más allá de la gestión y coger un papel de protagonista en el panorama mediático. Porque si el rendimiento de Pepu con la selección (oro mundial y plata europea) no ha llegado a la excelencia no sé que esperamos y donde creemos que estaba el listón y está ahora. Sáez quizás quiera que además de rendimiento haya implicación total, que Pepu bese la camiseta como los jugadores de fútbol, se haga un tatuaje de la FEB en el brazo y diga amén a todo. ¿Implicación? ¿Estar con tu equipo y no recorrerte medio mundo para abrazar a tu familia porque acaba de fallecer tu padre no es implicación? ¿Que nadie del equipo lo note y no sólo no afecte sino que demos un repaso histórico a Grecia sin Gasol en la final de un Mundial cuando el techo habitual de la historia eran los cuartos? ¿Nadie recuerda el Angolazo? ¿O el Mundial del 94?...

Lo que jode de una decisión así es que suceda en el basket donde, en líneas generales, la normalidad es bastante más habitual que en otros deportes. Donde un tipo con cara de bonachón salga por la puerta de atrás de una selección donde los jugadores se han callado y han adoptado la postura de 'a mi que no me salpique', donde el balance de la decisión dependerá de un tercero (Aito) y de unos Juegos Olímpicos donde hay mucha bestia para poco metal.

Pues desde este rinconcito y en el adiós de Pepu, yo me saco el sombrero, le felicito públicamente no sólo por ganar y poner el listón un escalafón más arriba sino por hacerme vibrar con un equipo solidario, talentoso y con una fe, una ambición y un hambre contagioso. Le pongo la nota amarga de no errores tácticos en los últimos partidos del Eurobasket (mantener la filosofía de acabar con los que empiezan el partido a pesar de que haya jugadores 'on fire') y algunas convocatorias de jugadores que no me acaban de convencer. Criticas que no ahogan el ruido de mi aplauso.

¿Y ahora Aito? Tengo más de una y de dos reservas al respecto. No porque no crea que sea un gran técnico (os remito a otro post: Quiero ser Ricky Rubio) pero quizás uno de sus handicaps sea el dosificar en exceso estrellas y su virtud la de crear equipos (al menos en la Penya) partiendo desde atrás con la fórmula cantera + semidesconocidos. Tampoco le veo con un tatuaje de la FEB o diciendo amén a todo y eso me da ánimos aunque el listón está donde está. Por cierto, si no va bien la cosa ¿se irá Sáez?

2 jun. 2008

Portazo a la elegancia

Has realizado un trabajo en un banquillo, da igual si es de basket, fútbol, petanca o canicas americanas (que seguro que las hay). Tus resultados han sido la leche un tiempo pero en los últimos meses lo que queda en la retina de tus aficionados es que el equipo es más desastre que la deforestación del amazonas. Ya no importa ni donde iniciaste el proyecto, ni las veces que has hecho disfrutar a los tuyos cada sábado o domingo, ni los jugadores que has sacado ni que los responsables, los que se ponen hasta el culo de canapes durante el partido, salgan indemnes. De los jugadores ni hablamos, esos dentro de unas semanas besarán otro escudo, sudarán otra camiseta mientras visitan los concesionarios de coches de esa nueva ciudad y empiezan a salir por las nuevas discotecas que conocerán.

La puerta de atrás se ha convertido esta temporada en el lugar de encuentro de unos cúantos entrenadores que, más allá de que pudieran haber acabado un ciclo deportivo, iban encaminados a ser un referente para sus clubs. Vivimos en un país donde las segundas oportunidades rara vez las reciben los entrenadores. Lo reflexionaba Josep Segura, entrenador que ha hecho bicampeón a Olympiacos sobre Rijkaard, en el Pimer Toc de RAC1: "Alabamos desde la distancia el 'fenómeno Sir Alex Ferguson' pero cuando tenemos la persona ideal para reproducirlo lo que hacemos es darle un billete y una palmadita en la espalda". Yo le añado a Segura que lo mismo ha sucedido a Valverde en el Espanyol.  Como decía Segura el mensaje que das, fuera y dentro, es que los jugadores son los mandamases y que cuando ellos se harten de echar su carrerita por el campo y sacien su hambre de ganar y hagan lo que quieran, pueden estar tranquilos. Quien caerá primero será el entrenador no ellos.

En un escalafón menor coloco los sucesos como el de Ramón Maria Calderé en Sangonera. Se puede echar mano de la excusa con que el poli patatín, que el árbitro patatán o que el público patatarrán. Los que hemos seguido un poco el fútbol catalán sabíamos que el destino del Reus estaba escrito desde el momento que debía jugar en Murcia. Allí conocen bien a Calderé, saben como calentarle y sacarlo de sus casillas (que tampoco necesitan mucho, eh). Y es que el curriculum del ex jugador del Barça tiene más de un episodio al estilo Sangonera y sus salidas fuera de tono en los partidos se produce en las eliminatorias de ascenso, en un partido de liga o en la pachanga menos trascendente que exista. Más allá de si tenía razón o no, los que están en exposición pública deben dar ejemplo, saber comportarse y si pierden los papeles echar mano de la humildad y recular. Es inaceptable esa imagen y cualquier club debería valorar las cualidades de la persona a veces por encima de los conocimientos técnicos (y eso también vale para los jugadores).  Es por ello que admiro a entrenadores del fútbol catalán como Miguel Olmo o Natxo González o los que han dado portazo como Ernesto Valverde o Frank Rijkaard (cada uno en lo suyo y en su nivel) y es por ello que el deporte pierde si ellos no están en activo y dando ejemplo en nuestras ligas. Que no se queden en el paro.