29 ago. 2007

Tristeza y optimismo

Me repaso por la red todo lo sucedido en las últimas horas por la muerte de Antonio Puerta. Conmoción, dolor, incompresión... yo, de forma modesta me sumo al pelotón de apoyo hacia su familia y su entorno deportivo. Hay situaciones en la vida que es mejor no decir nada y simplemente sentir que estás ahí. Mi admirado Bar Deportes lo ha reflejado muy bien en su post de hoy.

Aunque la semana no se podrá quitar ese tono oscuro por lo sucedido en Sevilla siempre nos tenemos que obligar a pensar en positivo. Y para positivo lo que está haciendo la selección española de basket. Sin complejos, demostrando que la presión es una palabra casi de coto privado para los futboleros. Calderón, Navarro, Rudy, Felipe, Gasol y cia siguen haciendo historia en cada partido y demuestran que los apelativos de 'galácticos', 'fantásticos' o megaultrasupercracks' ni les afecta, ni les pesa ni ná de ná. Los 'Pepu Boys' no saben lo que es perder (llevan 25 victorias seguidas) y sólo espero que llegue el día 3 para empezar a disfrutar. Quizás hayan sido demasiados partidos de preparación de cara al Eurobasket pero aún así confío que la costumbre de la victoria no se adueñe de ese vestuario; están hechos de otra pasta y, para mí, tienen crédito ilimitado para la competición.

10 ago. 2007

Un país de pandereta

Si el Comité Olímpico Español fuera listo enviaría una petición para que en Pekín se estrenaran una serie de deportes donde los españoles seguro que nos salíamos ¿Qué no? En un país de pandereta como el que estamos (sin letra o no en el himno) yo propongo tres especialidades aunque la verdad es que hay unas cuantas más donde creo que somos los reyes del mambo.

1) Ibering. Se trata de un deporte de riesgo total. Es irse de vacaciones con la casi seguridad de perder tus pertencias en cualquier momento, al llegar al aeropuerto, al llegar al destino sólo te queda recurrir a los mercadillos (si es que hay y no te has ido al Sahara o Siberia). Es recomendable hacerlo en verano ya que quedarte sin nada en San Petersburgo en diciembre y bajo cero es algo...congelante. El Ibering necesita una preparación especial tanto en las muñecas (nunca se sabe la de formularios de quejas que debes rellenar) como en la zona lumbar ya que siempre te puedes quedar tirado en un aeropuerto cualquiera, abarrotado y con la misión imposible de descansar subido en una papelera.

2) Renfing. En el Renfing los catalanes tenemos mucha ventaja. Los últimos meses nos han curtido en este sentido. Es una prueba contrarreloj subido en un tren y con el objetivo (una misión imposible) de tratar de llegar a tu destino con el menor retraso posible. Si tienes que abandonar el vagón porque se ha quedado enmedio de un túnel o porque hay un motín de todo el pasaje sumas más puntos. Ah, evidentemente el aire acondicionado no va, los revisores no pasan nunca y hay gente fumando en los vagones.

3) Oscuring. Especialidad de los barceloneses. Deporte donde debes sobrevivir sin luz durante varios días. Ni nevera, ni vitro, ni ascensor por lo que hay que trabajar la resistencia en altura. Tampoco valen las velas ni las linternas, eso es doping. Es recomendable para todo aquel que quiere practicar el deporte que esté unos días con los ojos tapados y tocando todo. Vigilar con los chichones si tropezais. Ah, el juego no se acaba con la recuperación de la luz, después te dan unos tapones para los oídos ya que el generador que mantiene la luz (hora sí, hora no) te puede perforar los tímpanos.

...

Por no decir el caravaning (estar más de 70 kilómetros dentro de un coche sin aire acondicionado y en una cola para salir de vacaciones) o el nading (en setiembre ya hablaremos de él cuando empiecen las inundaciones que dejaran las calles como piscinas). Hay en cada estación del año.

3 ago. 2007

Echo de menos a Tato Abadía

Si yo fuera rico espero no necesitar el ego de algún presidente de fútbol que necesita el reconocimiento público para ser alguien en esta vida. El penúltimo ejemplo era Dimitri Piterman y el último Enric Flix. El dueño de Miapuesta desembolsó hace un año muy poco para saltar a la primera plana del fútbol comprando el Figueres que ahora se lleva a Castelldefels. Un capricho que deja a una ciudad sin fútbol y que, como suele suceder, reacciona cuando ve las orejas del lobo ya que a Vilatenim, su campo, pocas veces se llegaba al millar de espectadores en un partido.

Aún así, lo duro de todo esto es que personas que no tienen ni idea de la gestión deportiva campen a sus anchas, traigan a directivos coleguillas para hacer unas risas, impongan su sello al club quitándole cualquier rasgo del pasado (cambiando colores de camiseta, haciendo espectaculos paralelos extra-deportivos, cambiando motes de jugadores...). Y todo ello sin que nadie, absolutamente nadie pueda hacer nada. Claro, como tiene el 51% de las acciones el manda y punto. Y ahora cambio de sede. Promesa de inversión en un club a unos directivos que, por unos cuantos millones, no demasiados, no les importa perder la personalidad propia. Ego desmesurado que hace desaparecer clubs en pocos años como el del Ciudad de Murcia. O Granada 74. O es Motril? Demasiado glamour y poca esencia de lo que es el deporte en sí, no? Yo, con perdón, sigo echando de menos a Tato Abadía.

2 ago. 2007

Ctrl C + Ctrl V



Eric Moussambani

Adelante, adelante, no se corten. Pasen y vean. Siéntese. Apoye su espalda contra el respaldo de la silla y déjense llevar; no hay problema, si quiere puede poner los pies encima de la mesa (eso sí, mire si su jefe le está observando que yo no le voy a pagar el finiquito). ¿Ya? Bienvenido a un cajón desastre del fantasbuloso mundo del deporte donde no habrá ni una exclusiva. Ya aviso. Aquí sólo mi peculiar punto de vista. El mío. Aquí no habrá el copia y pega, el ctrl c + ctrl v (atajo de los teclados). Para eso ya está el periodismo de hoy en día.

- Oye tu vas muy de guays o què? (frase que podría estar pensando cualquiera de vosotros)

Pues no pero cuando digo peculiar lo digo por algo. Soy una persona humana que vibra más (o al menos por igual) con Moussambani, Eros Poli, Bogarde, Spasic o David Wheaton que con los 'grandes' del deporte mundial. Quizás el hecho de que mi equipo de fútbol sea el Logroñés ya denote que muy normal de la azotea no estoy. Ya pero es que los personajes anónimos que he citado antes y que tuvieron su momento de fama se han quedado en mi memoria entre las hazañas de Indurain o Perico, el 'Vamos' de Arantxa, los goles del 'Dream Team' o la lucha de Rafa Nadal. Todos ellos conforman para mí el deporte y no hay mejores ni peores. No soy anti nada y, repito, el simpatizar con el Logroñés haga que cene cuando pierda el Barça, cuando gane, cuando empate o cuando se suspenda el partido. Nada es tan importante y todo es vital. ¿O no?