26 nov. 2008

Una nueva GeÑeración

El último fin de semana con la victoria de la Davis en Argentina  sirvió para confirmar la evidencia. Mejor imposible. Innenarrable. Aunque a algunos no les guste y seguro que llevarán las cosas a un plano político (con sus banderitas incluídas) yo, que soy más simple que todo eso, lo que me quedo es básicamente alucinado. A mis 32 años no recuerdo algo similar. Acostumbrado a las lágrimas de Luis Enrique, los gritos de Hierro, Helguera o los penaltis fallados por Manjarín, Raúl o Eloy Olalla, el 'trata de arrancarlo' de Luis Moya, las caídas de Sete o el piñazo de Beloki y los angolazos de la selección de básket (que aún vivía de rentas de Los Angeles 84), lo que está pasando este año con el deporte me parece acojonante (y perdón por la palabra altisonante).

16 nov. 2008

Y después de Schuster, ¿qué?

Hace un año la prensa de la capital soñaba con el trébol merengue. Lo estuvo cultivando hasta enero cuando el Mallorca se encargó de marchitarlo y, unos meses después, la Roma le dejó en una hojita para una Liga que, eso sí, se ganó a pulso. Este año las primeras ventiscas de otoño ya se han llevado una hoja del trébol. El frío polar de Rusia (Zenit) se puede cargar la segunda antes de Navidades y la hoja liguera, a este paso no florecerá como en las dos últimas temporadas.

Más allá de las suposiciones, lo del equipo blanco es una historia cantada. Quizás los referentes de Raphel o Carlos Jesús me frenen a la hora de montar un consultorio con bola, tanga y Ganímedes incluído pero los fieles al blog ya sabréis que el hara-kiri blanco estaba cantado. La pérdida de potencial era evidente y sólo era cuestión de tiempo que la galaxia se volviera un agujero negro. Schuster es ahora el centro de la diana aunque las miradas, como pasó el año pasado cuando Ronnie y Deco fueron los cabezas de turco primeros, seguirá más arriba. Y sino al tiempo. La afición del Bernbéu, como la del Camp Nou, sabe exigir y no es tonta. Y el culpable del lamentable momento blanco, con un juego más propio del Genoa o el Siena que del vigente campeón liguero español, no lo tiene Schuster. Ya lo dijo al inicio de la competición que miraba al banquillo y no había más. Mijatovic, mientras, trata de resucitar fantasmas en forma de colegiados y manos negras pero su faena muy bien no la ha hecho que digamos. Javi García y Rubén de la Red (repescados) y Van der Vaart (fichado) son su paupérrimo bagaje.

Y lo peor para la Casa Blanca es la pérdida de referentes y, sobretodo, perspectivas de futuro. Sí Higuaín puede ser muy bueno, sí, tiene unos cuantos jóvenes que pueden crecer en el futuro (léase Gago, Drenthe, Marcelo o Sneijder) pero la afición, escamada además con Sergio Ramos, sólo ve a Casillas como gancho. Y este no mete goles, por mucho que pare. Y con eso no se levantan partidos.

PD. Sin desperdicio como en el Carrusel trataban de vender a  Víctor Fernández para el banquillo blanco

10 nov. 2008

Gracias Marchena

En un fin de semana donde Eto'o e Higuaín se llevan (de forma injusta) todos los elogios por su póker, Carlitos nos ha devuelto al mundo real. Al de los jugadores que son hombres de verdad. No los poca cosa como Messi, como Iniesta o como Xavi. Suerte que estás tú, con tu elegancia en el corte, con tu fair-play constante, con tu preocupación de jugar y no de dejar jugar. Suerte que el fútbol te tiene para hacer mejor el deporte. Tus Actuaciones (en mayúsculas)  sirven para aquellos que comparan el fútbol con, por ejemplo el rugby y demostrarles que además de un deporte de hombres en pelo en pecho es de caballeros.

(fin de la ironía)

Lo más triste de la actuación del sevillano en Getafe (más allá de la caída en la trampa de Soldado) es la reacción de sus defensores. Lógico en su propio vestuario y en su club pero pese a todo, faltos de todo espíritu del juego. El central, vital para la Eurocopa que ganó España el pasado verano y necesario para cualquier entrenador por su visión del fútbol, no es (para mí) un jugador digno de Primera. Su calidad siempre ha quedado empañada por un personaje que se ha interpuesto y que consiste en 'sacar lo peor del rival' más que pulir tus virtudes. Con los años y su pérdida de físico se convierte más en la peor versión de Fernando Hierro que en el 'Beckenbauer de Sevilla' como se le llamó en principio.

PD. Al Barça sólo hace falta testearlo con un partido como el que vivió el Madrid el sábado para saber su potencial real.  

3 nov. 2008

Todo se futboliza

El fin de semana ha servido para dejar unas cuantas cosas claras. La primera es que, aunque no ha jugado con los grandes, el actual Barça convierte gracias a su talento y su momento anímico, en juguetes cualquier rival que se encuentra por el camino. En pocos meses Pep le ha dado la vuelta a la tortilla y como él mismo dice eso es mucho mejor que los resultados. Porque ganar a Almería, Betis, Gijón o Málaga tampoco parecía muy complicado sobre el tapete pero hacerlo en diferentes situaciones, con una sensación de pasmosa facilidad y dejándose la piel eso es otro cantar. La dificultad vendrá ahora ya que, como casi siempre en este club (y en otros), los elogios te debilitan y por ahora, a falta de razones para la crítica, sólo se oyen parabienes de los azulgranas.

A 600 kilómetros se vive otra historia. Están más acostumbrados a los bandazos y a vivir al filo de lo imposible. Quizás por eso (o no) siempre saben salir del pozo y girar situaciones imposibles. Por eso ni las palabras de Ferguson, ni el enfrentamiento Calderón-prensa, ni la polémica con Sergio Ramos me hacen ver un equipo blanco más debilitado de lo que le veía en verano. Se hizo el hara-kiri por su chulería dejando ir a Baptista, Robinho Soldado y como recambio dejarlo todo a la suerte de Van der Vaart y los repescados Javi García y De la Red. Así me parece un árbol maduro que, por inercia, o dosifica bien las fuerzas o en marzo (o antes) le caerá alguna pieza madura.

¿Y la F1? Pues 24 horas después no sé si decir que estoy contento o triste por Lewis Hamilton. Como todo en este país se futboliza (hasta Guardiola simpatizo con el inglés porque Alonso es blanco)  me parece que se pierde un poco el criterio de unos y otros. De los Alonsistas (¿para cuando una iglesia como la Maradoniana?) y de los Anti-Alonsistas. Este año he disfrutado (a pesar de T5 y Lobato) con algunas carreras y el desenlace fue brillante. Seguro ya debe estar registrado por algún guionista de Hollywood para que Will Smith o Denzel Washington protagonicen alguna peli (con final feliz) en un futuro no muy lejano (y sino al tiempo)

PD. Espero que los ingleses no me llamen racista por este post (porque estan de un sensiblero que no veas)