25 ago. 2008

A unos ‘pasitos’ de la mayor gesta de la historia

Fue algo indescriptible, inmenso, impresionante, flipante (y tres cientos adjetivos más que te hacen quedar con la boca abierta). La final de basket de Pekín creo que la recordaré durante muchos tiempo aunque el paso de los años seguro que no me cambiará la perspectiva de pensar que se rozó el milagro, se dio todo y no se ganó principalmente porque los americanos son mejores y también porque el arbitraje no estuvo a la altura. Los que vayáis a interpretar que lo uso como excusa estáis equivocados; no se perdió el oro por los colegiados pero da rabia el ver que un equipo que es tan superior físicamente encima le dan un empujoncito. No lo necesitan, no les hace falta ya que saltan más, corren más y son superiores...pero por muy poquito.

La sensación que tengo desde el final del partido es que soy un poco masoquista en lo deportivo. Tenía la necesidad de actualizar el blog y escribir sobre lo que ha pasado. Y lo que me venía a la cabeza era la final de la UEFA, la del Espanyol ante el Sevilla, el cruel KO del Getafe ante el Bayern, la final España-Rusia del Eurobasket e incluso la final de Champions entre Manchester y Chelsea. En todos los casos acabé simpatizando con el perdedor. ¿Será mi carácter? No sé. Sólo siento que el orgullo que siento por esta selección no es nuevo y viene independientemente de sea por perder o por ganar. Lo tengo por la entrega, por el rebelarse contra el astío de ganar y seguir queriendo estar en la cima, por no conformarse, por el buen rollo que desprenden, porque pese a que a su alrededor las cosas no se han acabado de hacer bien - o muy mal -  (caso Pepu), ellos se han aislado y han estado por encima de todo ello.

Lo que han hecho hoy es la demostración de que esta generación es inmensa, grandiosa, maravillosa. Y hablo de lo deportivo. Y si hay gente que eso no lo sabe valorar y ya ha metido en el saco a la selección porque es España y yo voy en contra de ella, o porque no me caen bien porque a mí sólo me gusta el fútbol pues que sepan que tienen un déficit. Sé que por suerte la mayoría sabe distinguir una cosa de otra porque si no somos capaces de aplaudir algo así es que nos falla algo. También soy consciente de que lo que yo pienso no lo tiene que pensar todo el mundo. Y sé que la gente lo reduce todo a un ámbito más político que deportivo y me entristece ver los comentarios que hay en casi todas las crónicas sobre el partido y que enseguida se han desviado sobre los posicionamientos de unos y otros respecto al hecho de que unos chavales con muchas menos condiciones físicas que sus rivales hayan sido capaces de, echando mano de la inteligencia, la técnica y un par de cantimploras bien grandes, de plantarle cara al mejor equipo USA de los últimos años. Por eso si vas a dejar un comentario aquí, dame argumentos deportivos para no estar orgullosos de ellos, dame argumentos para que no me levantara en cada asistencia de Ricky, en cada triple de Rudy o Navarro o en cada jugada de Gasol. No me vale ni su DNI, ni el color de la camiseta que defiendan ni que sean feos o guapos.

22 ago. 2008

El chiste Eto’o

Hace unos días recibí uno de los comentarios de un post que me colocaba el papel de "destructor" del Barça. Lo siento amigo Krust, ni soy tan importante ni lo seré nunca. Soy un mero redactor que trata de hacer bien lo suyo y ya está. Tengo mi opinión como la tienes tú y la tiene todo el mundo. Mi opinión vale lo mismo que la tuya. Mucho. O nada, depende de como se mire. Y ahora entremos en materia.

Eto'o es un grandísimo jugador. Su talento es innegable y su trabajo sobre el césped es soberbio. Corre, se deja la piel y marca goles. Está en el top3 de jugadores en su posición. Seguro. Pero, y no descubro nada, su carácter le pierde. Y cuando tu quieres un EQUIPO (y fíjate que lo escribo en mayúsculas no porque se me hayan bloqueado), es tan importante el tipo que te trae el agua, el que coloca las botas como quien te mete los goles. He escuchado a Xavi decir hace unos días que "Eto'o es un ejemplo...";, he oído a Laporta, Txiki y Guardiola dar marcha atrás con el camerunés. Ojalá acierten y no lo digan sólo porque ha estado calladito este verano. El problema es que las buenas palabras de Eto'o delante de un micro, sobretodo en algunos temas, no los suele aplicar en su vida. Y las mismas ganas que le pone en el campo la pone en la vida. Su afán de protagonismo, sus ansias, su hambre deportiva lo suele plasmar muchas veces ante una alcachofa que no en los partidos decisivos. Los líderes reales se hacen ganando el corazón de los tuyos no únicamente con frases soberbias.

Supongo que, como en la vida, Eto'o habrá aprendido por una situación extrema a madurar. Espero que lo haga por el bien de su club aunque muchos en la vida no perdonan ni olvidan. Y los aplausos y ovaciones que la grada le dio en el Gamper, cinco meses después de que te borrases para un partido donde había que dar la cara y tras una temporada para meter en la hoguera hasta al apuntador, me suenan a pan para hoy y hambre para mañana. Si estoy equivocado o no se verá. Y si tengo que rectificar lo haré sin problemas y sin que se me caigan los anillos...

...eso sí reitero lo dicho hace unos cuantos post cuando traté de defender a Ronnie de ser el único centro de las críticas; cuando alguien te trate de vender una moto, se te diga hasta en la sopa que esto es de una forma determinada, piénsalo, estúdialo y excribe tu propia historia. Y que algunos de los que tiraron gasolina a la hoguera ahora sean los 'salvadores' me parece una gran paradoja. De chiste, vaya.

18 ago. 2008

Nadal, ‘Raphelps’ Nadal

A lo James Bond. Letal. Impresionante. Heroico y sublime. Lo que está haciendo Rafa este año sólo está al alcance de muy pocos. De los del Olimpo. Su hueco en el rincón de los elegidos de Pekín es pequeño si lo miramos en comparación a la hazaña del de Baltimore. Sólo es un oro, como el de grecorroma o el pentatlón moderno pero el haberlo hecho después de sumar tu cuarto Roland Garros (donde sigue invicto), de haber completado la temporada de tierra de forma casi perfecta y  de destronar a Federer de la hierba de Wimbledon y de su poltrona de número uno es como menos para hacer una reverencia.

Quizás los simplistas, tal y como expliqué en este post, le restarán méritos y dejarán su aplauso para algún jugador de su equipo favorito. Es lo que tiene el fútbol. Lo monopoliza todo. La última semana de Pekín será de traca final: atletismo, basket, triatlón, waterpolo. Seguro que nadie le llegará a la suela de las babuchas a Phelps ni impactará tanto como la entrada de Bolt en los 100 metros. Las dos imágenes de los Juegos seguro. En MundoDeportivo.es tenemos una encuesta para votar. Yo he dejado el mio al jamaicano pero sin restar un ápice de mérito a Phelps y su hazaña del siglo XXI.

Junto a toda la información deportiva y aunque no me pagan por ello os recomiendo que os paséis por el blog de nuestros enviados especiales a Pekín: CHINATOWN. Llorens, Huguet, Justribó y Lluis Carles están haciendo unos post cojonudos. Pasaros y nos comentáis que tal. No tienen desperdicio

13 ago. 2008

Mister Ricky

Huele tanto a NBA que asusta. 17 años y un descaro impresionante. Hace unos meses ya babeé con un post acerca de Ricky y los dos primeros partidos de los Juegos Olímpicos sólo han hecho que acrecentar mi saliva. 33 minutos en dos partidos, o lo que es lo mismo, ser el segundo base del Campeón Mundial siendo menor de edad, jugar los minutos decisivos, robar el balón que te podía propiciar la derrota y jugártela en la última acción. A lo Jesulín: Im-presionante. Ya no es la asistencia de espaldas, el alley-hoop a Pau, la defensa asfixiante sobre los rivales, el provocar faltas en ataque (que los árbitros no pitan)...es todo y hacerlo con su facilidad, como si se tratara de un partido de basket de formación y quien estuviera delante no ganara veintisiete veces más que tu y tuviera un cochazo que sólo has visto en pelis. Esa mentalidad no se entrena, esa facilidad pasmosa no es cuestión de técnica es talento puro acompañado de un muy buen asesoramiento a su alrededor. Tablas y de las buenas.

En Pekín y sus Juegos llevamos sólo cuatro cinco días de espectáculo deportivo (me sumo a los elogios de la soberbia ceremonia de inicio) y esto pinta muy bien a los que nos gustan las aguas bravas, la esgrima, la halterofilia, el hockey y hasta el foso olímpico. No es que me importe un bledo la Champions, el Barça, el Wisla, el Atlético, el Schalke o la Supercopa que tenemos a la vuelta de la esquina. Se trata de mirar cualquier prueba y disfrutar con ellas por si mismas. Sí, sí, hay algunas que quizás necesitemos unas copichuelas de más, la doma por ejemplo, aunque entre ver por las mañanas lo que dan el resto de canales y deportes un mendas se queda con lo segundo y si la narración ayuda (en eso chapeau para TVE) hasta me veo vibrando por el pentatlón moderno.

PD. Aunque lo del fútbol lo tengo aparcado y en un segundo plano. Que Eto'o se quede porque sea bueno futbolísticamente a pesar de ser uno de los corresponsables de la fragmentación del vestuario en los dos últimos años me parece de chiste.