3 jun. 2011

La casilla de salida

Hoy es el día I en la (nueva) reconstrucción de la sección del Real Madrid de baloncesto después de algo más que un fracaso con el Bizkaia Bilbao Basket, merecidísimo finalista de la ACB.El frenopático en el que se ha convertido la sección de baloncesto del Real Madrid en los últimos años obliga a su enésima reformulación ante la incapacidad de mantener un bloque, dotar de complementos para crecer, encontrar los cracks desequilibrantes y con jóvenes excesivamente verdes para liderar al equipo.Un equipo blanco con un futuro muy muy negro (y nunca mejor dicho) y que en el Bilbao Arena (antigua La Casilla) empieza de cero.
Si lo del Regal Barça en la Euroliga lo catalogué de fracaso lo del equipo blanco en la ACB es algo más. No es ya sólo la diferencia de presupuestos (27 'kilos' vs 10) sino la imagen de equipo incapaz, sin espíritu ni carácter que ha demostrado este bloque en varias ocasiones en un mal endémico que se repite de forma periódica. El factor mental, al igual que el sentimental, es quizás el más importante hoy en día en el deporte de élite donde las cosas se han igualado en lo físico. Y en eso lo de Bilbao es sólo un ejemplo más de la fragilidad de un equipo para competir como grupo.



Harakiri en el banquillo

Mi batalla sobre Velickovic y Vidal la he perdido hace tiempo. En una plantilla de 12 no puedes no rotar nunca a dos jugadores (o tres si contamos a Begic otro de los blufs del año). Es dar ventaja al rival, es dejar de tener dos aportaciones y es reducir la teórica superioridad que tienes. Si a eso, además, le contraponemos un equipo que cree, que va a todo, que se gusta y que tiene una afición volcada tu muerte está anunciada.


Penúmbras en el horizonte

Las estadísticas entre la Liga Regular y los playoff servirán para retratar a algunos jugadores merengues que han reducido su rendimiento a la mitad. Aunque ese ya no es el problema. El dilema es hasta donde llegará la limpieza, qué jugadores tienen realmente el nivel para seguir en el equipo y, sobretodo, que técnico puede liderar este bloque. Más de uno se debe estar tirando de los pelos con la salida de Joan Plaza y más de uno se debe estar preguntando como es que Ettore Messina no encajó pero ahora puede ser el técnico ayudante en los Lakers de Pau Gasol. Ni uno ni otro eran el problema.Quizás sea el momento de la enésima cortina de humo ¿Rudy? ¿Calderón? ¿Un crack NBA? En julio la respuesta

No hay comentarios:

Publicar un comentario