30 may. 2011

La década prodigiosa

Hace unos cuantos post, allá por julio de 2010, hablábamos del nuevo carácter que se ha instalado en el deporte español. Desde entonces, la final de Champions de fútbol o la de balonmano o el US Open de Rafa Nadal ratifican que algo ha cambiado cuando los deportistas españoles llegan al momento decisivo. Al todo o nada. A la eternidad o a la amarga plata del primero de los perdedores. Y ahí, en ese instante, cumplimos una década prodigiosa de una transformación brutal. Algo único está pasando y eso, como diría @Borja_Pardo no es opinión. Es información. Vamos por pasos. De entrada unos datos 82 finales 'grandes' (el 5 de junio Nadal amplía a 83 las finales de 'Grandes') con más del 70% de victorias y, dependiendo del deporte, se roza, el 90%.



Fútbol: No se pierde desde el 2001

El dato es demoledor. Ningún equipo español no pierde una final desde el 2001. Diez años sin ser el primero en recoger la medalla de chocolate. Ni en Champions, ni en Europa League ni en Eurocopa ni en un Mundial, competiciones inéditas para un equipo español hasta hace bien poco. Desde la derrota de Valencia (Champions 2000-01 vs Bayern) y Alavés (UEFA 2001 vs Liverpool) se han encadenado diez finales con victoria con el premio plus de una entre equipos españoles (Sevilla-Espanyol de la UEFA en el 2007). Un 83% de triunfos en el partido decisivo de una máxima competición continental. Eso es jugar las finales sin complejos.

* @puxaRSporting y @Sheikloves via Twitter me corrigen que el Sevilla perdió una Supercopa en el 2007 ante el Milan. Cierto. Lo he corregido aunque el dato sirve para añadir en el palmarés cinco victorias en seis finales. 

[+] Mira los resultados completos de las finales en fútbol




Baloncesto: Una derrota que supo a oro blanco

Sin ser apabullante como el fútbol, el nivel del baloncesto en las finales se ha saldado con un notable en la última década. Sí, se perdió el Eurobasket en Madrid ante Rusia y se cayó en, seguramente, el mejor partido de baloncesto de la historia en la final ante Estados Unidos en Pekín. Pero el bagaje (un 58% de triunfos en finales) se compensa con un palmarés tremendo y un salto de calidad destacable: un Mundobasket, un Eurobasket, una Euroliga (la única competición con balance negativo por las derrotas del TAU ante Maccabbi al inicio de la década) y cuatro Eurocups (con una final fraticida por medio).

[+] Mira los resultados completos de las finales en baloncesto




Rodillo Nadal...y Roland Garros...y Copa Davis



Ahora que está cerca de dejarse el número uno otra vez y que parece que no mantiene el nivel es bueno recordar los números de Rafa Nadal en las finales de Grand Slam. No sólo es de excelente, es de matrícula de honor. Diez victorias en doce finales* y las dos derrotas ante el mejor Federer y en la superfície que el helvético dominaba a placer y que el manacorí ya ha reconquistado dos veces. Además, los números del tenis se completan con dos Roland Garros de tres finales y tres Copa Davis (única competición de equipo en un deporte individual) en cuatro finales.

*Actualización 05/06/2011: Nadal suma su décimo Grand Slam en su sexto Roland Garros ante Roger Federer. Suma 11 triunfos de 13 finales 'grandes'.

[+] Mira los resultados completos de las finales en tenis




Borges Barça y Ciudad Real, tal para cual

La última Champions del Borges Barça confirma que, a pesar del poder germano en la competición continental, el Ciudad Real y el Barça se consolidan como las alternativas más sólidas con tres Champions de las últimas cuatro. Además el balance de los últimos diez años en la máxima competición continental deja en las arcas es seis títulos...¡en ocho finales! Después del impresionante palmarés en los 90 del Dream Team de Valero Rivera entre manchegos y azulgranas se han repartido nada más y nada menos que ocho títulos de diez finales que han disputado. Un 80%. A nivel de selecciones una final ganada y otra perdida y si añadimos EHF y Recopa se suman hasta 14 títulos.

[+] Mira los resultados completos de las finales en balonmano



Desacomplejados

Más allá de las matemáticas, que no engañan a nadie y de los números fríos, el mejor ejemplo del cambio de actitud y tremenda competitividad de los equipos españoles en el momento decisivo se ejemplifica en la evolución del Barça de Pep Guardiola. Ya no es una cuestión númerica de títulos sino que es el escaparate perfecto de haber encontrado un estilo, de haberse sacudido por completo los complejos y haber dado un golpe encima de la mesa sin ruido, con la humildad y ambición por bandera y el amor al deporte. Como Gasol, como Nadal, como Juanín García, como Javi Rodríguez.

2 comentarios:

  1. Realmente es cierto, estamos ante una época increible. Como ha cambiado la percepción que teníamos desde aquel lejano 92. Te dejo aquí un enlace de mi blog, que como aficionado al fútbol, acabó de abrir hace un mes. Verás que coincido contigo en que estamos ante momentos únicos de la historia. Espero que te guste. Gracias por leerlo. http://ftbmivisiondelfutbol.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Cierto Alberto y además la calidad y desparpajo europeo del deporte femenino. Tres ejemplos. Este año, el Club Natació Sabadell en su primera final four de la Copa de Europa ganó en la semifinal al campeón ruso y en la final humilló al ocho veces campeón de Europa, el Orizzonte de Catania. En baloncesto el Perfumerias Avenida ganó en Rusia la Copa de Europa ante el anfitrión y en balonmano el Itxako navarro se quedó a un gol de ganar la máxima competición europea. Todas responden a algo que se llama, olvidar las excusas, disfrutar y el espíritu ganador.
    www.jordipress.blogspot.com con alguna crónica de la copa de europa de waterpolo femenino

    ResponderEliminar