13 abr. 2010

Sobre el periodismo deportivo

La muerte de Juan Manuel Gozalo, banda sonora de mi infancia deportiva y un gran artículo de Sergi Pàmies en La Vanguardia me sirven para retomar el tema del periodismo deportivo en la actualidad.

La crisis del periodismo deportivo actual ni es única ni aislada. Es un síntoma más de algo que falla en los medios en general pero también en toda la sociedad actual, de cambio, de evolución y transformación de los propios medios y de la forma que tenemos todos de informarnos. La mayoría de los capataces no la entienden, muchos están descolocados y los pocos que la comprenden se encuentran con un sistema cerrado a los cambios y poco receptivo a modificar unas rutinas y hábitos que comportan riesgo, palabra tabú.. Sólo hay que escuchar frases en la redacción como 'esto del twitter y del facebook es una moda...' para preguntarse si hace 25 años, con la entrada de los ordenadores pensaban lo mismo mientras se escribía en una Lettera 24.

El lema de 'mamasita, mamasita que me quede como estoy' prima sobre la necesidad de evolucionar hacia otro tipo de información donde la palabra primicia se ha ido al garete a costa de la palabra 'contextualización' y 'análisis'. En teoría, el poder ya no está en conseguir una información que ahora da hasta el mismo protagonista sino en ser especialista de ello y saber lo que esa información realmente vale. Pero es que en el caso deportivo, además, periodistas de la escuela Gozalo o JM García se quedan fuera de contexto ya que ahora hay exigencias de un espectáculo mediático cada vez más circense. Se debe dar 'carnaza' a una audiencia cada ve más segmentada. Vaya que parece que sea más importante de dónde eres a lo que dices.

No todo está perdido

La prueba, sin ir más lejos, es cualquier crónica que escribes de un partido. Como periodista de Barcelona que soy parece que se me presupone un barcelonismo en vena y un anti-madridismo aún peor.  Estoy habituado a que la mayoría de comentarios que leo al escribir algo o son insultos u opiniones de alguien partidista por uno u otro lado. Pero no todo está perdido y por eso se agradece (y para mí ya vale la pena lo que haya escrito) las escasas opiniones en el mar de comentarios de alguien que te diga un simple 'has puesto lo que ha pasado' o 'no te has dejado llevar por los colores de unos u otros' o un simple 'gracias'. Quizás por ello pienso que no todo está perdido y por eso siempre me he permitido pensar por mi mismo más allá de donde vivo ya sea hablando de la Guerra del Puente Aereo, de Laporta, de los medios en Catalunya, o de donde sean


El respeto de las críticas 

Si, porque no todo el mundo demanda un periodismo de club, partidista y donde para poder tener tu hueco tienes que cavar una trinchera y buscar un enemigo al que apuntar con tus dedos delante del teclado. Por suerte, hay muchos 'anónimos' en todos los medios que tratan de explicar las cosas más allá de que tu trabajes para MD, Sport, AS o Marca. Seguramente no los conocera La Libreta de Van Gaal, un blog crítico con el periodismo deportivo actual que apunta siempre a los primeros espadas pero que quizás se olvida de que hay vida más allá de ellos. Claro que 'Queremos una prensa deportiva inteligente', y una sociedad inteligente, y una clase política inteligente, y unos blogueros inteligentes. Respetar para criticar y saber encajar para aprender. Todos.

6 comentarios:

  1. Por todo lo que comentas cree mi blog en MD, me reconcomía ver como periodistas que había seguido durante años se extremaban por culpa del medio al que atendían.

    He escrito algún artículo quejándome del partidismo de la prensa de ambas ciudades y notas como los comentarios del personal se "saltan el artículo" enfrentándose desde las trincheras de sus equipos sin ser objetivos con la realidad.

    De hecho, es curioso como se incrementan lecturas y comentarios dependiendo del nivel de crítica al conjunto rival, si expones post deportivos genéricos pasan desapercibidos.

    ResponderEliminar
  2. Acertado como (casi) siempre Alberto.

    Hoy sería imposible que surjieran periodistas como Gozalo o Garcia que criticarán o alabarán en función de sus ideas, sin importarles los colores de aquellos de quien hablaban. Quizás el ultimo "periodista estrella" que quede con este perfil sea Ramón Trecet.

    Creo que los culpables no sois lo periodistas, sino los medios en los que trabajais, que os "invitan" a tomar partido y seguir sus intereses (Nada que no haga cualquier otra empresa)... y el mal no es solo del periodismo deportivo, sino de todos los medios de comunicación (TV, radio, generalistas, economicos, etc.)... Eso significa que no hay suficiente demanda para información no sesgada? Que la gente en lugar de información quiere que le digan lo que quiere oir? Pues lamentablemente es así.

    ResponderEliminar
  3. Buen artículo. Es complicado, no obstante, salir de este atolladero.

    ResponderEliminar
  4. Para mí, el solo hecho de publicar una entrada como esta, que aborda las verdades del barquero de un mundo periodístico hermético, endogámico y corporativista hasta decir basta, hablan mucho y bien, en favor de una vocación arraigada, la suya. En mi caso, trato de luchar día a día para mantener esa llama, desde mi blog deportivo www.agencialeffe.blogspot.com. Pero, al parecer, he cometido un pecado mortal; elegir una carrera universitaria diferente (ingeniería industrial) y al parecer no compatible con unos conocimientos periodísticos y deportivos que he mamado desde que tengo uso de razón. Así, ni por el módico precio de 0 euros, nunca he gozado de esa primera oportunidad. Gracias por retomar este tipo de debates acerca de la evolución de la prensa deportiva, desde una posición de lucha insaciable por las primicias a un corporativismo circense y ridículo, donde los cómicos son elevados a la categoría de mitos.

    ResponderEliminar
  5. Bajo el escudo de: yo me debo a mis lectores, los diarios deporrtivos se han convertido en los altavoces de los fanaticos que los dirigen (no hay mas que ver el cambio que ha dado Marca y el impacto negativo que ha tenido en sus lectores de siempre). Entonces...si es evidente que tus lectores NO quieren eso...por qué se sigue insistiendo?? Dudo que hoy un culé de verdad piense que ha perdido por el arbitro. Al igual que dudo que un madridista de verdad piense que lo del Barça se debe al villarato. No soy periodista porque no me dio la nota de corte, pero era mi sueño. Ahora desde fuera lo veo todo muy viciado, un gremio muy cerrado con el que no te puedes meter porque se te echan encima. Son perfectos, nunca hacen nada mal. Y si está mal es porque se deben a su "audiencia". Yo no quiero ser perfecto, asi que me alegro de no haber sido periodista.

    ResponderEliminar
  6. JM García criticaba o alababa en función de sus ideas... no lo tengo por un periodista modélico, desde luego. (preguntad a Iturriaga...)

    Gran artículo

    ResponderEliminar