2 abr. 2010

Sergi Vidal tiene una entrevista

El Regal Barça ha finiquitado su pase a la Final Four. Lo ha hecho a lo grande y en la cancha del que presumiblemente debería ser su rival en la final de la ACB. Huele a campeón de Europa (y por consiguiente a triplete). A su demostración de talento durante toda la competición le ha sumado el factor mental para salir del atolladero que le había metido Ettore Messina en los dos partidos del Palau.

De entre las mil claves y análisis que habrá del partido me gustaría sacar punta a una. Soy muy de Messina, le considero un enorme entrenador pero algo no me cuadra y no huele bien. Sé que no es por desconocimiento pero la marginación que sufre Sergi Vidal y la racionalización de los minutos de algunos jugadores han lastrado a los blancos definitivamente. No es de recibo que un tipo como Vidal, gran defensor, se chupe los 160 minutos de la serie haciendo de aguador y toallero. Que el italiano no lo haya usado nunca para parar a Navarro y haya despreciado como ha hecho esa opción (como otras como Velickovic hasta el ultmo partido prácticamente) es algo que, desde fuera no se entiende. Tiene una entrevista, que diríamos en el gremio.

Al contrario de Messina, las rotaciones de Xavi Pascual son naturales y, por lo general acertadas. Sí, de vez en cuando se echa de menos a alguien con algunos minutos de más pero los roles están claros y la repartición de los minutos a veces es incluso de estudio matemático. Y que nadie piense que es coser y cantar. Tan difícil es hacer un equipo (como aún lo tiene que hacer el Madrid) como engrasar una máquina (casi) perfecta como el actual Barça. El problema de Messina es que está escogiendo el camino difícil y su opción para descartar de salida a tres piezas es demasiado peaje (Vidal, Velickovic (¿otro caso a la vista?) y Kaukenas).

Dicho esto me alegro de no ser tan malo al ver y decir desde hace mucho en este blog que Ricky es tan y tan bueno que lo del último partido de la serie de esta noche sólo es un capítulo más en un libro inmenso y con muchas páginas por escribir.

5 comentarios:

  1. "Sí, de vez en cuando se "hecha"????? de menos a alguien con algunos minutos de más..." Alberto Arias, creo que ya te has dado cuenta, verdad? Es la primera vez que veo tu blog, y, faltas ortográficas como la que te acabo de detectar, coloca al que la comete en un lugar a la altura del que no sabe diferenciar entre "a ver" y "haber". Aplícate un poquito que no cuesta dinero.

    ResponderEliminar
  2. Que Messina es un gran entrenador creo que está fuera de toda duda, sus títulos le avalan, pero en este playoff de 4 partidos me ha recordado mucho a Dusko Ivanovic. Son entrenadores TAN exigentes que no perdonan el mas mínimo error y así es muy difícil que los jugadores puedan tener confianza. Un dia juegan 30 minutos, el siguiente ni uno. A mi ese tipo de entrenadores no me gustan. Yo no he jugado nunca a baloncesto pero si he practicado otros deportes y la calidad sin confianza no sirve de nada.

    ResponderEliminar
  3. @Anónimo

    Em sembla que no has llegit l'article gaire bé. Si només et fixes en la falta d'ortografía i no dius res del contingut....A mi em recorda també a l'Aito que de vegades marginaba jugadors que li feien ombra. El mateix Navarro el va patir, i quan va marxar del Barça va explotar (com una Bomba^^)

    ResponderEliminar
  4. Antes de escribir mi post en TRICULÉ comentando las excelencias de los jugadores del Barça, también pensé en hacer el análisis desde el lado de los perdedores, y estoy de acuerdo contigo por lo que se ha visto en la serie, que Messina ha sido muy drástico con los cambios, a la par que poco sútil. Cosa que como ex-jugador de baloncesto puedo confirmar que jode mucho. Los Velickovic, Kaukenas, Bullock y últimamente Lavrinovic tienen que estar "hasta ahí" de su señor entrenador. Y ya ni te cuento hasta dónde debe estar Sergi Vidal, daría para un expediente X.

    ResponderEliminar
  5. Ettoré dice: "El Madrid es un equipo en construcción...".
    Está claro que con esa política de rotaciones es imposible construir un equipo.

    ResponderEliminar