27 nov. 2009

Barça y Madrid, entre Lost y Flashforward

Lo reconozco: soy uno de los enfermos que miran series y series. Desde Lost a V 2009 (el remake de la mítica de los 80) pasando por Six Feet Under, Breaking Bad, Mad Men, Better Off Ted, It Crowd, Fringe…Ya tio, ¿pero esto no es un blog deportivo? Sí, sí…si a eso vamos. Y hablaremos del clásico del Camp Nou: Barça-Madrid…

…tras la jornada de Champions y supongo por chuparme tanta serie no puedo evitar las comparaciones. Quizás por la espera de la última temporada de Lost o por vete a saber que pero cada vez tengo más claro que cuando veo un partido del Barça veo casi un capítulo de Lost (y no precisamente por el título) y su evolución a lo largo de sus temporadas y cuando me pongo ante la TV con el Madrid estoy visionando Flashforward, que han cancelado (correción: en realidad han paralizado su grabación ante los guiones flojos) ya en USA. Me explico.



El Barça, como la serie de J.J. Abrams, no te decepciona nunca. Puede tener momentos más altos y más bajos pero el camino está marcado y siempre acaba cumpliendo y superándose. Con creces. A pesar de que el listón se haya elevado al infinito con el triplete, trata de superarse y lo hace con actores secundarios cuando los principales pasan a la sombra. ¿Qué no está Jack, Locke, Ben o Sawyer? Ahí están Desmond, Faraday o Hurley. Ganar al Inter sin margen de error es complicado, pero hacerlo sin Messi o Ibrahimovic lo dice todo. Además, Guardiola, como Abrams el director de Lost, abre un nuevo camino en el ADN culé. Deja al lado la endémica tendencia al negativismo (¿cuantos culés temían un KO ante el equipo de Samu sin Leo o Ibra?) y abre nuevos horizontes. Quizás lo más complicado y más aplaudible de Pep quien seguro que se pregunta como es posible que la gente aún pueda dudar del equipo a pesar de lo que está haciendo ¿Qué más debe hacer?

¿Y el Madrid? Pues como ‘Flashforward’: Una buena idea, un piloto esperanzador pero un arranque que no avanza. Porque la idea de Tito Flo de juntar a los mejores puede ser discutible pero no es mala; las presentaciones galácticas, como el piloto de la serie, puede crear expectación… aunque tras un tercio de Liga y una fase previa de Champions el equipo sigue en la línea de salida. Ni profundidad ni movimiento ni fútbol y con CR9 renqueante como única chispa. Si, el equipo puede ganar ¿pero basta? Su futuro (como en la serie), el 22 de mayo no lo veo precisamente en el Bernabéu. Los choques ante Racing y Zúrich es para que Florentino se pregunte ante el espejo, espejito: ¿Tantos millones para esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario