6 feb. 2008

La salsa del deporte




Afición Logroñés





La prensa inglesa ha criticado el comportamiento de la afición española en Montmeló y ha tachado de racistas las burlas, gritos, improperios e insultos que recibió el piloto de McLaren en la jornada de pruebas del Circuit de Catalunya.

Evidentemente creo que cualquier atisbo de racismo se debe desterrar de la sociedad pero me parece que los ingleses se han pasado tres pueblos. Yo las imágenes que he visto son de unos forofos apoyando a Alonso y burlándose, metiéndose con Lewis. ¿Pero, qué esperamos? Lobato y compaía venden el Circo de los Coches como si esto fuera la final de la Champions o el Mundial. La gente que fue allí sólo son un reflejo de lo que les están vendiendo todo el año. ¿Hamilton sería así de 'malo' para la gente si no se hubiera vendido que es poco menos que el 'Mal en persona'? ¿Tan fuertes fueron los insultos o han sido exagerados los adjetivos de los tabloides británicos? Puede, incluso, que la F1, cada vez más globalizada, espere que la gente pague, se gaste una pasta en gorras, camisetas, coches en miniatura, postales, merchandaising y luego se tape los oídos y mueva el cuello, cual avestruz, viendo pasar colores por la pista. Quizás en otros sitios sí pero aquí, como somos (Spain is different del último post) no lo creo.

Y voy más allá. Año 1989. Camp Nou. Yo con mis 13 añitos me veo un Barça-Logroñés (4-2). Victoria del Barça como siempre a pesar de que estuvismo ahí. Eso sí, en la grada la afición riojana disfruta de lo lindo. Tambores, charangas, botas de vino, cánticos, trompetas... Una fiesta vaya. Ahora eso sería imposible ¿Baquetas, vino y trompetas en los campos? Ni loco. Todo prohibido por temor a que se pueda arrojar al campo, te puedas pillar un pedal que no veas o puedas causar un daño acústico a un fiel seguidor rival. Ahora hay que ir, comportarse de una forma aséptica, aplaudir, no moverse mucho y santaspascuas. Estamos llegando a la sociedad del divertimento superfluo. Parece que vayamos al modelo asiático. Todos juntitos, aplaudiendo con esos torpedos de papel o plástico y cantando (no demasiado fuerte que puede ser contaminante) a los ídolos. Por eso, lo de Montmeló no me parece ni descabellado ni mal. Con respeto, pero hay que ir a divertirse a los aconteciomientos deportivos. Y meterse con los rivales, con gracia, con sorna, con picardía, con burla es, creo, necesario y hasta saludable. Es la salsa a una sociedad que se torna sosa por momentos.

10 comentarios:

  1. si,si en eso tienes razon.........y los tabloides de gran bretaña no dicen nada cuando los britanicos se emborrachan por bcn, la enguarran y se mean en el monumento de macia de la plaza catalunya? entonces no piden de expulsar a sus equipos dela champions?

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo.Estoy en contra de cualquier manifestación racista,pero también de que se juzgue a todo un país por los actos de cuatro energúmenos y que se tome como una cuestión de Estado.De todos modos habrá que estar pendientes de cómo tratan a Alonso en Inglaterra,porque cualquier mención insultante a su nacionalidad también se podría tomar como xenofobia y la FIA,prensa y gobiernos deberían actuar de igual modo.Qué locuara!!

    ResponderEliminar
  3. Otro pesadisimo fan de alonso intentando justificar una conducta injustificable. Si unos descerebrados recurren a insultos racistas porque creen que hamilton le robo el titulo al niño de sus ojos se les tiene que echar del circuito y la organizacion debe hacerse responsable de ello.
    Puedes pillar un pedo viendo cualquier espectaculo deportivo pero de ahi a comportarte como un puto energumeno hay un buen trecho.
    Pero claro, spain is different, y como hamilton no cae mal da igual las animaladas que hagamos porque es un monstruo y se lo merece.
    Lo que hay que oir...

    ResponderEliminar
  4. Pues con respeto, Luis, creo que una parte del público sí se pasó tres pueblos. Es injustificable cómo se arremetió contra Hamilton, al que puedes criticar o silbar pero nunca arremeter contra su familia o raza.
    Y es por comportamientos como ese, o como el de las personas que van a los campos de fútbol y lanzan bengalas incontroladas o latas de cerveza, mecheros, piedras, etc. que los que vamos en familia al campo no nos sentimos a veces a gusto en los campos de fútbol. No es un buen ejemplo. Es deporte, pero para los que lo hemos practicado, sabemos que las personas se transforman muchas veces cuando están en grupo.
    Saludos,
    Diego

    ResponderEliminar
  5. Genial el post Alberto.Me quedo con la frase de que "estamos llegando a la sociedad del divertimento supérfluo".No podría haberse definido mejor.Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Leete este interesante articulo sobre el tema y me cuentas...
    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/soy/racista/eres/negro/mierda/elpepusoc/20080207elpepisoc_1/Tes

    ResponderEliminar
  7. Genial, sprightx. Sobran más comentarios.

    ResponderEliminar
  8. Muy buen artículo sprightx el referente a el pais, extenso con diferentes puntos de vista y tesis de todo tipo. Gracias por colaborar (como al resto). Me parece complementario pero no contradictorio con lo que yo he escrito. En el post dejé claro que se deben desterrar cualquier atisbo de racismo y sólo expuse que si hacen creer que alguien es un 'satanás' es porque han hecho creer a la gente ese tipo de personaje.
    Ah, no soy fan de Alonso, me puede parecer mejor o peor piloto, más o menos borde. Sólo aproveché los sucesos de Montmeló para hablar de, según mi punto de vista, una sociedad cada vez más centrada 'en lo que está bien políticamente' y que pierde por momentos los valores 'reales' (que no es la palabra adecuada pero que no encuentro otra para expresarlo)

    ResponderEliminar
  9. Desde luego que sólo fue una minoría la que se comportó de manera despreciable. Bajo mi punto de vista la rivalidad deportiva no puede admitir esos comportamientos. Y creo que deberían ser denunciados por quien los sufre; ya sea en este caso, por Lewis Hamilton, el equipo Mclaren o el propio Circuit de Catalunya. Aún así, los ingleses están muy lejos de poder dar lecciones a nadie. Salu2.

    ResponderEliminar
  10. Simplemente en el deporte se debe aplicar: tolerancia cero (ni racismo, ni violencia...). Tirando por aquí se cargaran esto del deporte.
    Ahhh.. a la prensa inglesa ni caso; puro sensacionalismo (tienen que vender periodicos).
    Saludos

    ResponderEliminar