14 ene. 2008

Tres razones y media

Más de un mes de silencio en el blog. Las navidades, más allá del empacho de turrones, polvorones, consumismo y regalos por aquí y por allá, me han servido para pensar y replantear el blog.

Quizás demasiadas cosas en mi vida virtual en los últimos mese (la Supermanager, la Ligamanager, el barco de la World Race y hasta un equipo en el Hattrick) la sensación que es un proyecto más que se empieza, no se sabe donde va y siempre hay la necesidad de echar más madera, que diría el gran Groucho. Bien, después de autojustificarme os doy tres razones y media por las que de momento seguiré dando guerra:

1) Porque releyendo el blog (en plan pedante) en pocas cosas doy marcha atrás. Ni incluso con el tema Ronaldinho, ni con los informativos televisivos, ni con el escaso rigor que cada vez abunda más ni, mucho menos, con el Barça de Dusko. Así que seguiremos incidiendo hasta que alguien me diga lo contrario.

2) Porque, como cada año, me hago propósitos, casi siempre los mismos y uno de este año es  cuidar más los proyectos que tengo iniciados (o sea lo que mi mamá traduciría como 'cómete lo que hay en el plato').

3) Porque después de la primera vuelta de la Liga de fútbol, de la del basket y de que los motores de F1 y motos empiezan a calentar en un año (además) olímpico tengo mono de escribir lo que se me pasa por la cabeza y mi neurona (única) dando voces por ahí dentro

...y media) Porque quiero aprender de lo que leo y admiro. Desde el Bar Deportes a la Freakypedia. Sé que no llegaré a su altura ni entretendré como ellos a mí pero hasta Javier García Chico tiene una medalla olímpica de rebote.

Apunte final. Este año menos Barça y más del resto. Ese es el reto. Hasta muy pronto

No hay comentarios:

Publicar un comentario