10 ago. 2007

Un país de pandereta

Si el Comité Olímpico Español fuera listo enviaría una petición para que en Pekín se estrenaran una serie de deportes donde los españoles seguro que nos salíamos ¿Qué no? En un país de pandereta como el que estamos (sin letra o no en el himno) yo propongo tres especialidades aunque la verdad es que hay unas cuantas más donde creo que somos los reyes del mambo.

1) Ibering. Se trata de un deporte de riesgo total. Es irse de vacaciones con la casi seguridad de perder tus pertencias en cualquier momento, al llegar al aeropuerto, al llegar al destino sólo te queda recurrir a los mercadillos (si es que hay y no te has ido al Sahara o Siberia). Es recomendable hacerlo en verano ya que quedarte sin nada en San Petersburgo en diciembre y bajo cero es algo...congelante. El Ibering necesita una preparación especial tanto en las muñecas (nunca se sabe la de formularios de quejas que debes rellenar) como en la zona lumbar ya que siempre te puedes quedar tirado en un aeropuerto cualquiera, abarrotado y con la misión imposible de descansar subido en una papelera.

2) Renfing. En el Renfing los catalanes tenemos mucha ventaja. Los últimos meses nos han curtido en este sentido. Es una prueba contrarreloj subido en un tren y con el objetivo (una misión imposible) de tratar de llegar a tu destino con el menor retraso posible. Si tienes que abandonar el vagón porque se ha quedado enmedio de un túnel o porque hay un motín de todo el pasaje sumas más puntos. Ah, evidentemente el aire acondicionado no va, los revisores no pasan nunca y hay gente fumando en los vagones.

3) Oscuring. Especialidad de los barceloneses. Deporte donde debes sobrevivir sin luz durante varios días. Ni nevera, ni vitro, ni ascensor por lo que hay que trabajar la resistencia en altura. Tampoco valen las velas ni las linternas, eso es doping. Es recomendable para todo aquel que quiere practicar el deporte que esté unos días con los ojos tapados y tocando todo. Vigilar con los chichones si tropezais. Ah, el juego no se acaba con la recuperación de la luz, después te dan unos tapones para los oídos ya que el generador que mantiene la luz (hora sí, hora no) te puede perforar los tímpanos.

...

Por no decir el caravaning (estar más de 70 kilómetros dentro de un coche sin aire acondicionado y en una cola para salir de vacaciones) o el nading (en setiembre ya hablaremos de él cuando empiecen las inundaciones que dejaran las calles como piscinas). Hay en cada estación del año.

3 comentarios:

  1. Animos majo... es la primera vez que entro y pinta bien. Te has dejado el "sofing" y el "bebering" tipical spanish... Nos vemos. Suerte

    ResponderEliminar
  2. Nen!! te has olvidado de la marathón de los deportes de riesgo veraniegos, el RECLAMING!! El más duro, sin duda: Árbitros incorruptibles, reglas de juego que cambian según el correspondiente comité, horas, días y semanas malgastados en busca de la medalla. Medalla que una vez conseguida, tardan tres años en entregártela.

    ResponderEliminar
  3. [...] que hay una ley que cumplir por todos y que ayer jueves no se cumplió. Aunque viviendo en un país de pandereta como el que estamos no me extraña que no pasara [...]

    ResponderEliminar