1 jun. 2009

El verano más complicado

Se acabó la temporada por agotamiento. Ha sido larga, muy larga y para algunos tortuosa, milagrosa o extasiante. Pero es que el verano que llama a la puerta aún lo será más. Porque los próximos 90 días sin fútbol -con excepción de la Copa Confederaciones, el Trofeo Carranza y las rondas previas de la Copa Catalunya- son, creo, los más importantes en años de Barça, Espanyol o Madrid.

Momento Txiki 


Tras un año perfecto, soberbio y alucinante, en Can Barça ahora toca confeccionar el plantel de la continuidad. ¿A quién se mantiene? ¿A quién hay que sacar del mejor equipo del mundo? Verano complicado porque habrá decisiones antipopulares y, además, los refuerzos deben mantener el equilibrio en el vestuario, haciendo mejores a los que progresan pero sin caer en la dejadez del éxito de los cracks. Todas las líneas se deben reforzar porque si no se toca nada es complicado mantener la línea.


Revolución pese al milagro 


En el Espanyol llega el momento de sacar el mocho, la fregona o lo que haga falta y, con la salvación en el bolsillo y la ilusión por el campo nuevo, dejar entrar aire fresco al club. Y digo al club porque el vestuario es fácil de limpiar pero los despachos también necesitan el pronto, el paño y el cillit bang. Cuando se temía que el próximo año el derbi sería ante Girona y Nàstic y no ante el Barça se pedía desde todos los foros pericos limpieza y reinventar el club. Hace dos meses no servían ni el 20% de los jugadores. ¿Ahora sí? Si se quiere no tropezar de nuevo es el momento de la verdad.


Equipo blanco, futuro negro


¿Y el Madrid? La ilusión Florentino con grandes nombres puede durar media temporada si no hay un plan de futuro. Porque lo peor del equipo blanco no es tener a Drenthe, Faubert, Van der Vaart o Saviola en nómina. A esos les darás puerta con facilidad. Lo peor es no tener una filosofía clara, definida y con base. Además se ha dilapidado una generación de jugadores en formación (Soldado, Granero, Negredo, Torres...) y se ha dejado envejecer al alma del equipo cansado de los devaneos internos. La españolización del equipo puede ser un paso al frente para poner los pilares a medio término pero no sé si la brunete mediática (que mete mano en todo esto) se ilusionará y hará ilusionar si no es con Kaká, Ronaldo, Ribéry o Benzema.


---


PD. Soy un cenizo. Hace tres post recuerdo que llevo tres años diciendo que por estadística Nadal no ganaría el Roland Garros. Este año intuyo que me equivoco y que lo levantará y va y palma. Lo siento Rafa.

2 comentarios:

  1. ¿Qué hay que hacer para que, escribiendo tan mal, salga tu blog día sí y día también en Mundo Deportivo?

    ResponderEliminar
  2. Mira, yo pienso que Florentino no entiende de fútbol y que posiblemente ni le interesa. Lo único que le importa, desesperadamente, es hacerse notar, relacionarse con personajes "importantes"?, y viendo que niveles más altos no ha conseguido una suficiente resonancia social y mediática se ha encaramado a los palcos del Real Madrid para poder alternar, incluso con ventaja, con la "flor y nata" de la "alta" sociedad madrileña y españolísima. Creo que tan poco le importa el Madrid, que cuando se canse o lo haya arruinado (es muy diferente jugarse el propio dinero que el dinero de los demás), se larga por segunda vez y adiós buenas. Lo siento por los socios de buena fe, engatusados y quién sabe si timados (el patrimonio fundido, ya veremos).

    ResponderEliminar