30 oct. 2007

El hombre de la sudadera

En la sociedad del detalle, de 'importa más la imagen que das que lo que eres realmente' momentos como los del domingo de la noche tienen un precio y un valor muy especial y demuestran las contradicciones de este entorno nuestro de cada día. Se acaba la jornada futbolera con el Sevilla-Valencia. Repaso andaluz al 'catenache'. Rueda de prensa de Quique asumiendo la responsabilidad de la goleada. Se acaba y aparece el jefe de comunicación, como si fuera el técnico de sonido de la sala y con una sudadera marrón como vestimenta y sin tan siquiera sentarse en la silla, deja caer que al llegar a Valencia habrá reunión.

El resto de la historia ya se sabe. El debate, la nocturnidad (¿y alevosía?) quedan para los gustos.  Vivimos en la sociedad de la fecha de caducidad, del final del día, del mes, de año y hasta del siglo, las 4estaciones, los actos, entreactos y los ciclos (y este año hasta del cambio climático!). No sé si Quique era el técnico ideal porque no soy entrenador pero creo que un vestuario con un núcleo veterano no ha ayudado demasiado. El caso es que, volvamos al tema. El hombre de la sudadera. ¿Dónde están las formas de un club (Valencia o el que sea) que mima su estilo hacia fuera? ¿Dónde está el tacto? Yo no lo he visto.

Claro que entre millonetis metidos a directivos por promoción y ego es difícil que exista. Y, repito, no lo digo sólo por el Valencia. La clase que controla los clubs de fútbol (en Primera, Segunda, Tercera, y hasta en el equipo del barrio), salvo raras excepciones, viven del ombliguismo, del 'quereraparentarantetucirculosocial', con escasos conocimientos de la esencia del deporte y, eso sí, con una gran dosis de divismo y, en los mejores casos, buenos conocimientos empresariales. El fútbol sólo es un reflejo de la sociedad y muchas veces el despido de un entrenador (léase Quique) sólo es la demostración de cómo tapar un fracaso de un directivo que ha apostado por una línea de trabajo y se carga al subalterno para que no se vea su culpa. Es el juego de 'pasar la bomba' de cuando eramos pequeños con la salvedad que alguno tiene las manos manchadas de pólvora...

 ¿Mercenario?

Y ya que hoy me ha dado por el choque Sevilla-Valencia os dejo un pensamiento en voz alta y letra impresa sobre Juande Ramos. ¿Mercenario? Si alguien de vosotros, de los que lea esto no deja su empresa por otra del mismo ramo y categoría por una oferta siete veces superior económicamente que me lo diga. Tiene una entrevista. No trabajamos sólo por dinero pero tampoco iríamos gratis a currrar. (Por desgracia) todo se mueve por dinero y  no por valores.

Juande, a mi gusto, no es ni un mercenario, ni ha jugado con los sentimientos de nadie, ni leches. Juande, como todos los trabajadores, ha recibido la oferta de su vida y, como buen profesional, la ha aceptado. Los que se creen que los jugadores, técnicos y cia sienten los colores de un club son los que, generalmente,  están manipulados o repiten los que unos pocos tienen el poder del altavoz. Poquísimos jugadores/entrenadores sienten los colores que visten. El deportista (sobretodo el futbolista), amigos, es egoista por definición y sino hablar con los entrenadores de cualquier equipo. Casos como los de Puyol o Raúl (en los grandes) son escasísimos. Así que mercenarios todos.

Por otro lado y para acabar con el tema de Juande. Si deja al equipo a mitad de temporada, tirado como dicen algunos, es una jugarreta y casi casi hay que darle tres collejas. Pero si tu, como entrenador, haces un trabajo y te echan a la segunda jornada no pasa nada. ¿Alguien recuerda presidentes que hayan dimitido por la falta de resultados de un equipo? Yo ceses de banquillo, bajas en el equipo muchas...pero de los que van con americana y comena canapés en el descanso no.

2 comentarios:

  1. Perdona, pero no tienes ni idea de lo que hablas. A Judas Ramos se le critica las formas, no que se haya ido por dinero, por dinero nos vamos todos de cualquier parte. Aparte, Judas Ramos no puede decir que se va para asegurar el futuro suyo y el de su familia porque con lo que lleva ganado tiene de sobras para que no le falte el pan ni a él ni a los suyos. Que diga que se va porque quiere más dinero del que tiene y entonces nadie le criticará nada. Tonterías las justas y en los medios de comunicación no se oyen más que tonterías.

    ResponderEliminar
  2. Toni, tu eres uno de los manipulados, no te culpo, no todos hemos nacido ni somos conscientes de que somos libres

    ResponderEliminar