11 ago. 2010

Resaca mortal

El pasado 24 de julio en un modesto piso de Belfast la policía norirlandesa encontró sin vida el cuerpo de Alex 'Hurricane' Higgins, lastrado por un cáncer de garganta que le atormentó la última década. El famoso jugador de snooker , que nunca dejó de beber ni fumar, se ha convertido en el último ejemplo de la decadencia de un genio arrollado por la espiral de autodestrucción con el alcohol como ingrediente principal.






Ascensión y decadencia de Higgins
Higgins, cuya biografía se merece una o dos películas, se convirtió en 1972 en el campeón más joven de la historia del snooker con sólo 22 años. Su estilo agresivo e impetuoso con el taco le hizo adueñarse el apodo de 'Hurricane' mientras que su sombra de 'enfant terrible' salía a relucir enseguida en un deporte mediático básicamente en el Reino Unido.
Tras perderse dos Mundiales por conducta impropia, su fama creció durante finales de los 70 y 80 hasta que en 1986 se inició su descenso a los infiernos cuando le dio un cabezazo a un juez en el Open Británico que había pedido que pasara un control de estupefacientes. Dos intentos de suicidio así como una vida entre la indigencia, una caravana itinerante, apuestas fallidas en los hipódromos se convirtieron en su rutina diaria así como participaciones esporádicas en algunos torneos, siempre salpicado por la polémica como la vez en que orinó al público o en un trial en Blackpool donde dejó empapado el tapete tras eliminar a su rival con el brazo sangrando tras caerse al suelo totalmente borracho, como solía jugar.

'Gazza', a la sombra de Gorge Best
Paul Gascoigne, díscolo jugador inglés, se ha convertido en los últimos años en el sucesor de George Best, conocido como 'El Quinto Beatle' dentro de las primeras páginas de la sensacionalista prensa británica que ha vivido a todo color su decadencia. Gazza, con el alcohol como triste compañero, ha completado las frases míticas de Best con algunas 'perlas' como que "bebía 30 latas de cerveza al día". Su último suceso, un accidente de tráfico, se une a los del intentos de suicidio o el arresto por diferentes sucesos y peleas. Todo aliñado con los intentos del propio fútbol inglés de salvar a uno de sus jugadores más desequilibrantes en un campo de fútbol y que va camino de acabar como Best, arruinado.
[+] Repasa la historia de George Best en la hemeroteca de MD 1 | 2 | 3

Adriano, Giovani, De Pedro...
Pero si Gascoigne y Best son los casos extremos de la decadencia como futbolistas, en los últimos años estrellas emergentes como 'El Emperador' Adriano o el ex azulgrana Giovani Dos Santos, ya veteranos como De Pedro, cazado ebrio y sin carnet, han sido tristes protagonistas de otros sucesos relacionados con el alcohol. Sin ir más lejos, el ex seleccionador brasileño Ricardo Teixeira afirmó que el alcohol fue el protagonista de la eliminación de la canarinha en el Mundial de Alemania 2006.

Los casos de la NBA
En la NBA, pese a los intentos de la liga estadounidense de cuidar su imagen de cara al exterior, cada vez son más los casos de jugadores 'cazados' fuera de las pistas por conducir ebrios. Sin ir más lejos en los últimos años sólo hay que repasar la hemeroteca para ver algunos casos como los de Nocioni, Jerry Buss (dueño de los Lakers), Charles Barkley, Anthoine Walker...

No se libran ni golf ni ajedrez
El estadounidense John Daly ha reconocido sus endémicos problemas con el alcohol desde hace años. En el 2008 tuvo que pasar una noche en prisión por ello aunque sus episodios se han repetido en más de una ocasión junto a un look cuanto menos discutible y que ha acompañado a uno de los talentos más grandes del mundo del golf. Ni en deportes menores como el ajedrez se libran de episodios como el vivido por el campeón francés, expulsado de un torneo por jugar completamente ebrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario